viernes, 12 de agosto de 2011

Pedro Franco, el cápitan de Colombia

Los tres goles marcados en su corta carrera se han convertido en excusa para que su rostro se vea feliz.

Rara vez Pedro Franco muestra una gran sonrisa cuando está en las canchas de fútbol y, por el contrario, su seriedad y timidez caracterizan su forma de ser.

Hace 22 meses, Franco anotó su primer gol como profesional vistiendo la camiseta de Millonarios, en enero del 2011 se estrenó como anotador con la Selección Colombia en la victoria 2-1 sobre Bolivia en el Suramericano Sub-20 y, ahora marcó de nuevo con Colombia en un Mundial Sub 20.

Esos tres goles, los más importantes como profesional, han sido capaces de dibujarle grandes sonrisas en medio de su seriedad. Franco firmó el empate 2-2 contra Costa Rica y dio el impulso para llegar a la victoria final 3-2 y superar así los octavos de final del torneo que se realiza en nuestro país.

Y aunque en su puesto la mayor responsabilidad es evitar que los rivales anoten, él intenta aprovechar cada oportunidad que se presente para ayudar con goles.

Este bogotano es uno de los más felices porque la Selección pudo seguir jugando en la capital de la República, donde, de a poco, va escribiendo su prometedora carrera futbolística.

Pedro Franco disfruta de las victorias de Colombia, pero, como buen capitán, prefiere pensar en el siguiente paso y no perderse entre el eco de los triunfos. "Es importane que seguimos avanzado en el Mundial. Ahora, toca continuar con la misma actitud y seguir mejorando".