domingo, 7 de agosto de 2011

Éver Almeida, DT de Guatemala, de lás lágrimas a las sonrisas

El pasado miércoles, tras perder 6 por 0 ante Arabia, dejaba ver su desilusión en la rueda de prensa, pero el sábado por la noche, tras vencer a Croacia y conseguir la clasificación, se sentía en la gloria.

"Qué puedo decir yo ahora. Este equipo volvió a ser el mismo que fue antes, el que consiguió la clasificación a este Mundial, el que la gente de Guatemala quería. En este momento es muy fácil hablar porque ganamos, pero hace unos días sí era muy difícil porque nos habían arrollado", confesó Almeida.

Los 11 goles encajados en las primeras dos fechas, cinco ante Nigeria y seis ante Arabia, sumieron al estratega en una profunda tristeza. Fueron tantos los golpes ante africanos y asiáticos, que hasta perdió las cuentas; en la rueda de prensa del miércoles aseguró que Arabia le había marcado siete goles, no seis.

"Nosotros aquí vinimos a aprender y recibimos golpes muy duros; las críticas fueron sangrientas, sin respetarnos, sin conocernos. Pero esos dos partidos nos sirvieron para mejorar y poderle ganar a Croacia", explicó. Guatemala marcó su primer gol en un Mundial, por medio de Marvin Ceballos.

Almeida aseguró que le tocó trabajar mucho la sicología de sus jugadores para hacerles entender que eran capaces de alcanzar este logro.

De Portugal, rival que tendrá que enfrentar el próximo martes por los octavos de final del Mundial, no quiere pensar en estas horas, sino alargar su felicidad y que la sonrisa en su rostro no se pierda.

"Hoy quiero dormir tranquilo, disfrutar de este logro tan importante", reconoce Almeida, a quien no lo trasnocha que su equipo tenga una diferencia de gol de -10, porque ese duelo ya fue superado.