viernes, 12 de agosto de 2011

Comunicado jugadores y Cuerpo Técnico Selección Colombia de Mayores


Reproducimos a continuación el comunicado dirigido por los jugadores e integrantes del Cuerpo Técnico de la Selección Colombia de Mayores a los miembros del Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol y la Opinión Pública.



Bogotá D.C., agosto 12 de 2011.

El Cuerpo Técnico, Departamento Médico, jugadores e integrantes de la SELECCIÓN MAYORES DE COLOMBIA nos permitimos informar a la opinión pública que:

De ninguna manera compartimos, y por el contrario, reprochamos los hechos de violencia contra una mujer sucedidos el fin de semana anterior y de los cuales se ha hecho responsable el técnico HERNÁN DARÍO GÓMEZ.

En el seno del grupo de la SELECCIÓN COLOMBIA MAYORES, desde el momento de lo sucedido, la reacción ha sido de desconcierto y de dolor pero también de apoyo y acompañamiento. La selección es una familia y si bien Hernán Darío se equivocó en materia grave, reconoció su culpa, como casi nadie en Colombia lo hace, la aceptó y ofreció disculpas a su familia y a la sociedad.

Nosotros, todos los integrantes de la Selección y sin desconocer lo sucedido, respaldamos de manera incondicional a nuestro amigo, a nuestro compañero, a nuestro Director Técnico Hernán Darío Gómez. Tiene una carrera intachable, siempre fue un modelo a seguir por todos nosotros además de ser un amigo, un ser humano maravilloso, a quien respetamos y valoramos como debe ser, con sus bondades y sus defectos.

El hecho de violencia que reprochamos con vehemencia, nos duele inmensamente. Sabemos que como ser humano cometió un gravísimo error que el mismo reconoció de inmediato dando un ejemplo de su valor y su amor por Colombia y por su familia.

No desconocemos lo difícil del momento y de la situación más aun cuando tenemos todos la responsabilidad de representar un país. Pero estamos al lado y apoyamos al Profesor HERNÁN DARÍO GÓMEZ y comprometidos con su aceptación de responsabilidad estaremos prestos para acompañar cualquier proceso, personal y profesional, que nos permita superar este comprometedor y bochornoso suceso donde perdimos todos. Que este incidente sirva para algo no solo para sacrificar a quien dio la cara es lo que pedimos. Que de este hecho salga el país y la selección fortalecidos es lo que queremos. Si nos dedicamos solo al linchamiento de una persona que le ha prestado un servicio dedicado a Colombia durante cerca de 26 años habremos perdido una gran oportunidad de crecer, de aprender frente a una situación tan delicada como el que hoy nos convoca.

Solicitamos a todos, directivos, medios, hinchas, patrocinadores y a la opinión pública en general, el apoyo y la continuidad para este proceso deportivo en el que nos comprometimos desde hace ya más de un año. Pedimos que no se trunque y que el profesor Gómez continúe al frente. Es hora de brindarle el apoyo y el espaldarazo para obtener los logros con los cuales nosotros como deportistas, equipo de trabajo y familia del fútbol estamos dispuestos a realizar por un mejor país.

Nos comprometemos con el país a ser de hoy en adelante, abanderados por la causa de la no violencia contra la mujer, y en términos generales contra la violencia. Estamos dispuestos a realizar campañas publicitarias en favor de esta importante y necesaria causa. Hagamos de este gravísimo error humano algo positivo y eduquemos a través de nuestra Selección a los hijos de los colombianos que nos siguen, a nuestros hijos para cambiar estos comportamientos que por siglos hemos arrastrado en estas generaciones.

Hace tan sólo un mes Hernán Darío Gómez era ídolo de los colombianos por su trabajo, experiencia y valor para devolverle la sonrisa a 46 millones de colombianos. Es injusto no apoyar a una persona que durante 26 años le entregó lo mejor a su país, a sus amigos y a su familia. En la condición de seres humanos y ante los errores que ello implica, unidos como país y reconociendo la riqueza de las personas, la invitación está abierta para que este incidente sea aprovechado por todos, sin presiones y amenazas, como una oportunidad de crecer y defender los derechos de cada uno de los ciudadanos que componen nuestra sociedad.