sábado, 30 de julio de 2011

Previa Camerún Vs Nueva Zelanda


Aunque Portugal y Uruguay parten como favoritos en el Grupo B, Camerún y Nueva Zelanda sin duda querrán demostrar que su menor tradición en el torneo no les impedirá luchar por uno de los puestos que dan acceso a la ronda de octavos. Así pues, el choque de este sábado adquiere tintes de final para ambos, ya que una derrota podría aumentar significativamente sus posibilidades de regresar a casa antes de lo previsto.

El partido
Camerún-Nueva Zelanda, Cali, sábado 30 de julio, 17:00 (hora local)

El contexto
Y precisamente para evitar una presión mayor después de esta primera jornada, Camerún confía en seguir desplegando el buen fútbol del último Campeonato Africano Juvenil, que lo condujo al segundo puesto del continente. Después de casi quince días de preparación en Venezuela, donde disputó partidos amistosos y llegó a derrotar a Guatemala, el cuadro camerunés llegó animado a Cali, aunque lamentando la baja de Edgar Salli, su gran revelación, que no jugará en el certamen. Un duro golpe para una selección que, tras seis participaciones, pretende dejar al fin huella.

En una situación semejante se halla Nueva Zelanda. Tras una gira por Norteamérica, donde se midió a equipos locales sin grandes éxitos, llegó a Cali y se encontró de repente con una lesión en el muslo del prometedor centrocampista Marco Rojas. Esta noticia ha supuesto un mazazo para su entrenador, Chris Milicich. “Es una pérdida enorme”, ha lamentado, dejando a los médicos la responsabilidad de saber si se recuperará antes de que concluya el torneo. Con el problema de Rojas, el fantasma de 2007 comienza a asustar nuevamente a los neozelandeses. En su única participación hasta la fecha, el equipo marcó tan solo un gol en tres partidos de la primera fase, que se saldaron con sendas derrotas.

Estadisticas
5: Camerún cuajó su mejor campaña en la cita mundialista sub-20 en 1995, año en que obtuvo la quinta posición. En sus otras cuatro participaciones no logró superar el 12º puesto, una estadística que los africanos aspiran a cambiar en Colombia.