jueves, 21 de julio de 2011

Francia Mundial Sub 20 Colombia 2011


Estrellas del pasado François Brisson, Bernard Ghenghini (1979), Nicolas Anelka, William Gallas, Thierry Henry, David Trezeguet (1997), Djibril Cissé, Philippe Mexès, Alou Diarra (2001).

Figuras del equipo Timothée Kolodziejczak (defensa), Gueïda Fofana, (centrocampista), Francis Coquelin (centrocampista), Gaël Kakuta (centrocampista), Alexandre Lacazette (delantero) Yannis Tafer (delantero).

Números que hablan 14: son los goles que marcó Francia en sus cinco partidos del Campeonato Europeo Sub-19 2010.
Tras su plaza de semifinalista lograda el año anterior en Ucrania, Francia estaba decidida a hacerlo mejor como país anfitrión del Campeonato Europeo Sub-19, clasificatorio para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Colombia 2011. Al final, misión cumplida, pues los jugadores de Francis Smerecki superaron el cruce de semifinales con un 2-1 a Croacia, tras haber rubricado en la fase de grupos un par de goleadas sensacionales contra Holanda (4-1) y Austria (5-0), más un empate contra Inglaterra (1-1). Ya en la final, los jóvenes franceses se reencontraron con una vieja conocida, España. Con esa misma generación, la Rojita había infligido a sus homólogos galos un severo 4-0 en la final del campeonato sub-17, y ahora aspiraba a aprovechar el impulso del título mundial de su selección absoluta. Sin embargo, aunque los españoles abrieron el marcador, Francia supo darle la vuelta a la tortilla con dos tantos, obra de Gilles Sunu y Alexandre Lacazette (2-1).

Así pues, Francia se presenta en Colombia con la vitola de campeona de Europa y con argumentos suficientes para reeditar la hazaña de la generación de 2001, campeona en Trinidad y Tobago. Los Bleuets, liderados por un majestuoso Gaël Kakuta que venía brillando desde 2007 con los juveniles del Chelsea (y que se hizo un hueco en el primer equipo a principios del año 2010), tienen una vocación decididamente ofensiva y cuentan con una plantilla tan talentosa como unida. “Aquí todo el mundo se divierte. Hay una química importante dentro y fuera del campo, y eso facilita las cosas durante los partidos”, confirmó el cerebro francés, quien espera que esa mezcla entre fútbol de calidad y buen ambiente conduzca a su formación hasta el título mundial, en la que será solamente su cuarta participación en la máxima competición futbolística sub-20.