jueves, 21 de julio de 2011

Camerún Mundial Sub 20 Colombia 2011


Estrellas del pasadoBonaventure Djonkep (1981), Louis-Paul Mfede (1981), Rigobert Song (1993), Marc-Vivien Foe (1993), Pierre Wome (1995), Geremi Fotso Njitap (1995), Idriss Carlos Kameni (1999), Modest Mbami (1999), Jacques Zoua (2009).


Figuras del equipoJean Efala (guardameta), Yaya Banana (defensa), Ghislain Rodrigue Mvom Beyo’o (defensa), Edgar Sali (mediocampista), Jacques Haman (delantero), Franck Owandza (delantero).


Números que hablan
52:
La cantidad de tarjetas amarillas que ha recibido Camerún en un total de 18 partidos, correspondientes a cinco ediciones previas de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA. 

La selección de Camerún quedó segunda en el Campeonato Africano Juvenil celebrado en Sudáfrica. Los cameruneses derrotaron a Nigeria en su partido de grupos, pero tropezaron ante su eterna rival en la gran final. Los Jóvenes Leones sacaron las garras en el choque decisivo, a pesar de la posterior derrota, para protagonizar una remontada que les permitió poner el encuentro en la prórroga después de ir perdiendo por dos goles durante casi toda la segunda parte. Los cameruneses se habían aupado a la primera posición de su grupo en la primera ronda y se habían metido en el bolsillo el pase a la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA con una facilidad pasmosa. Sin embargo, no desplegaron un buen juego en la ronda eliminatoria y llegaron a la gran final de Sudáfrica con la ayuda de la fortuna en la tanda de penales que decidió la semifinal contra Egipto.



Camerún confía en que la imponente presencia física de sus jugadores le sirva para superar a Portugal, Nueva Zelanda y Uruguay, sus rivales en Colombia 2011. Su seleccionador, Martin Mpile Ndtoungou, técnico de gran experiencia y amplio historial, dispone un núcleo de jugadores de gran calidad sobre el que armar su equipo. Entre los que brillaron con más fuerza en el Campeonato Africano Juvenil figuran su imponente guardameta y capitán, Jean Efala, cuyos recitales estuvieron a punto de otorgarle el premio al mejor jugador de la competición, y Edgar Salli, el mediocampista que al final se llevó dicho galardón. “Nos ha decepcionado la derrota, pero nos marchamos de aquí con la cabeza bien alta, listos para empezar los preparativos inmediatamente”, declaró el capitán tras perder en la gran final a manos de Nigeria.